La barca Núria

La Núria es una clásica barca de pescadores, de 9 metros de eslora, adaptada al transporte de pasajeros. Tiene capacidad para una veintena de personas y dispone de cristales en el casco para poder ver el fondo marino.

Un poco de historia ...

El año 1.942, en la misma playa de L'Estartit, en Jaume Farró hace construir la "Núria", un laúd catalán para ir a pescar la telaraña. En aquella época trabajaban cinco hombres: cuatro en la barca y uno en el bote de la lámpara, utilizado para atraer el pescado a la superficie.

Con la llegada del turismo, en los años 50, la Núria compaginaba la pesca con las primeras salidas con pasajeros. La barca salía a pescar por la noche y por la mañana, al llegar a puerto, Jaime y su hijo Quimet limpiaban y giraban las cajas del pescado, que se convertían en bancos para los turistas que querían ir a ver las Islas Medas, donde visitaban el faro y se bañaban.

Cuando el turismo arraigó fuerte a la población, y en general en toda la Costa Brava, la familia Farró decidió que la Núria dejara la pesca y se en las visitas para pasajeros. Así, el 1.965 nació Excursiones Marítimas Núria y se instalaron bancos a la barca para hacer más cómodo el trayecto los viajeros.

La ruta cada vez se hizo más larga, primero hasta la roca Foradada, donde los turistas quedaban impresionados al pasar por debajo, y, más adelante, hasta las 3 cuevas donde, aunque a día de hoy, la Núria entra en la cueva más profunda. Durante una época, incluso llevaban a turistas a visitar las Ruinas de Empúries.

En los años 80 se enrola el patrón actual, Quim Farró, hijo de Quimet, y con él ya son tres las generaciones al timón de la Núria. En aquella década se hace una gran restauración a la barca: pasó de ser de madera a fibra y se instalaron cristales en el casco de la embarcación para poder ver el fondo marino.

Hoy en día, en su apuesta por el turismo sostenible, la Núria se encuentra en proceso de adhesión a la Carta Europea de Turismo Sostenible (CETS)